fbpx
Olga Camacho
-1
archive,paged,author,author-olg-camachogmail-com,author-6,paged-2,author-paged-2,bridge-core-2.1.5,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-20.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

Author: Olga Camacho

El lenguaje utilizado por los analistas de sistemas parece otro idioma. Cuando lo escuchamos nuestra mente empieza a volar para ocuparse de otros asuntos pendientes. Y si intentamos aterrizar ya no podemos seguirles el ritmo.

En reuniones con proveedores de sistema es común preguntarse qué información y en qué formato se requieren las salidas del software para cooperativas. En estos casos se prefiere pecar por exceso que por defecto. Sin embargo, no es recomendable llenarse de reportes innecesarios.  Para ayudar con esta tarea, este artículo ofrece algunos trucos.

Poner un sistema en operación demanda esfuerzo y dedicación. La combinación de factores humanos, tecnológicos y financieros requiere de mucha coordinación y seguimiento minucioso. Por ello utilizar una guía es la opción perfecta para no perder ningún detalle. La Metodología de Implementación Aplicada (AIM, por sus siglas en inglés) nos ayuda a asegurar que la implantación del software para cooperativas y asociaciones sea exitosa. Entre las etapas a seguir se encuentran: